Edificios (Sindrome del Edificio Enfermo)

Sea cual sea su entorno de trabajo, es probable que tenga algunos problemas de calidad de aire interior. Muchos edificios comerciales mantienen a sus empleados en ambientes interiores sellados, donde el “aire sucio” está siendo continuamente reciclado por los sistemas de aire acondicionado. Los resultados son:

  • El humo, el aire de las cocinas, el olor corporal, los detergentes, los productos químicos… persisten en el aire.
  • El aire acondicionado ayuda a la circulación de bacterias , virus y enfermedades.
  • Aumentan las enfermedades de los empleados y el ambiente insano puede llegar a interferir en su estado de ánimo.
  • Aumentan los costes asociados.

Con la introducción de la tecnología ActivePure nuestros sistemas ahorran miles de euros a las empresas mediante la mejora de las condiciones sanitarias. Los beneficios derivados de su uso incluyen:

  • Menor ausentismo de los empleados, mejora de su ánimo y su eficiencia
  • Destrucción de esporas y bacterias nocivas en el aire y superficies, así como de virus y hongos tales como el norovirus, MRSA o E. coli, Streptococcus spp. entre otros
  • Maximiza el control de infecciones (evita su propagación), como por ejemplo la gripe común, la gripe aviar, etc.
  • Reducción de los contaminantes del aire, incluidos los malos olores, el humo, el polvo y los alérgenos.
  • Reducción en el coste del uso de aire acondicionado y calefacción.
  • Ayuda a reducir los costes de mantenimiento mediante la prevención de la aparición de moho y el crecimiento de algas en el aire acondicionado y los sistemas de circulación.

Recuerde que la calidad del aire interior es un problema del siglo XXI que puede afectar en gran medida la “salud” de sus edificios y de las personas que en ellos trabajan.

¡La regulación del clima dentro del edificio y los lugares de trabajo no es suficiente!

Aplicaciones asociadas:

Oficinas, edificios comerciales, puntos de venta, almacenaje, naves industriales